PUERTA GRANDE A DIEGO SILVETI

PUERTA GRANDE A DIEGO SILVETI

Por: Redacción / Fotos: Roberto «TITO»

URIANGATO, GTO. 29 DE SEPTIEMBRE DE 2019.

Terminado el sorteo se descompuso el clima; muy desapacible; viento, lluvia….

Pero con una gran responsabilidad, la empresa del C.P. Jaime Cruz, dijo que todo pa’lante.

Algo presentía; porque a las 5 de la tarde, esto estaba, hasta bochornoso.

La temática de la corrida era Charra-taurina; los toreros vestidos de charro, partieron plaza a caballo, luego un espectáculo corto y muy vistoso de una escaramuza de mujeres a caballo y de unos artistas maravillosos que, en grupo de charros, florearon la reta en el ruedo.

Aún con este clima la PLAZA DE TOROS SAN MIGUEL registró media entrada en sombra y un tercio en sol.

Toros de SAN ISIDRO, de muy buena Presentación y de hechuras preciosas, “muy pintada” la corrida. Destacaron cuatro toros, uno de ellos sobresaliente, el segundo; de arrastre lento.Y el quinto de gran clase. Sólo cuarto y sexto duraron poco.

ISRAEL TÉLLEZ,  abrió plaza con una faena en la que cubrió los tres tercios. En esta vez compartió las banderillas con Leo VALADEZ. Siempre dispuesto; consiguiendo tandas muy destacadas con ambas manos. Dejó media espada en todo lo alto que fue suficiente para cortar la primera oreja de la tarde. Su segundo se agarró pronto al piso y aunque tenía clase, no pudo redondear. Fue ovacionado.

DIEGO SILVETI,  ha tenido una actuación de torero de mucha profundidad. Fueron dos faenas distintas por las condiciones de su lote. La primera a un toro bravo de verdad, al que se supo imponer dominándole con una muleta de mando y de mano muy baja. Faena para entendidos que caló. Desafortunadamente lo pinchó y se alargó con la espada corta perdiendo los trofeos a cambio de escuchar un aviso. En su Segundo cambió la historia, esta fue una faena de mucha entrega, y de trazo muy suave a un toro de gran clase. De verdad se gustó en muletazos acariciando el toreo por ambos pitones. Se puso muy cerca, exponiendo, para obtener muletazos despatarrado interminables. Estoconazo hasta las cintas para cortar las dos orejas y con ello, ser el gran triunfador de la tarde.

LEO VALADEZ  le cortó una oreja a su primero, por una faena de mucha voluntad, a un toro que había que ponerse muy cruzado con él; así lo hizo, consiguiendo muletazos por ambos lados, rematados con mucha creatividad, resolviendo el problema. También compartió el tercio de banderillas con Israel Téllez. Media estocada en lo alto. Su segundo no se dejó, él buscó siempre agradar, pero su enemigo se agarró pronto al piso. Pinchazo y estocada hasta las cintas. Ovación.

Al final de la corrida, Diego fue sacado en hombros de la plaza.

Share