JERONIMO A HOMBROS EN ZACATECAS

JERONIMO A HOMBROS EN ZACATECAS

El diestro poblano se la jugó en sus dos toros para cortar tres orejas. Antonio Urrutia cumplió su sueño de reaparecer y Fortes, sin suerte

4 de abril de 2021/Adiel Armando Bolio/Fotos: Efrén González

Ante una regular entrada, tomando en cuenta el límite del aforo del coso Monumental, en tarde nublada y con algo de lluvia, se dio la segunda corrida de las empresas Santa Julia y De Cantera y Plata, resultando  el gran triunfador el espada Jerónimo, al cortar tres apéndices luego de realizar dos faenas de mucha exposición. Sus alternantes, Antonio Urrutia tuvo el gusto de volver a vestirse de luces, haciéndolo con decoro y Saúl Jiménez Fortes anduvo con el santo de espaldas.

Se lidiaron toros de la dehesa tlaxcalteca de Piedras Negras, bien presentados, bravos, sobresaliendo el quinto que mereció arrastre lento gracias al oficio de su lidiador y el segundo, los demás presentaron complicaciones.

En el toro que abrió plaza, reapareció vestido de luces, tras 12 años de ausencia, el espada aquicalidense Antonio Urrutia, quien lanceó bien a la verónica. Con la muleta comenzó vaciando por alto para luego intentar el toreo por bajo en ambas manos, pero el astado le presentó muchas dificultades. Hizo labor de aliño y mató de estocada contraria y aguantando para escuchar aplausos en el tercio. Antonio Urrutia bregó con solvencia a su segundo. Con la muleta, luego de doblarse, no encontró el acomodo con un ejemplar nada fácil y optó por abreviar. Terminó de tres pinchazos y estocada honda y desprendida para dividir las opiniones.

El poblano Jerónimo en su primero, «Fallero», jugó bien los brazos en lances a la verónica. Luego del segundo tercio se desmonteró el banderillero Gustavo Campos, con la sarga Jerónimo empezó doblándose para enseguida buscar atemperar las bruscas embestidas del toro por ambos lados hasta lograrlo, sobre todo, por el derecho, en series llenas de calidad y personalidad, con un «socio» ya entregado a su mandona muleta. Volvió a intentarlo toreramente por naturales, teniendo un final derechista y matar de atinada estocada, siéndole otorgada una merecida oreja. En su segundo, «Sol de Luna», Jerónimo se dejó ver y gustar en arrebatadas verónicas. Buena vara del picador Eduardo Rivera, quien remató toreramente su aparición haciéndose de la divisa piedranegrina en negro y rojo. Cumplido el tercio de banderillas se destocó el rehiletero Edgar Camacho. Con la tela escarlata, Jerónimo se dio a la tarea de limarle las asperezas con mucha torería y evidente disposición hasta sacarle con tirabuzón importantes pases por el pitón derecho, aguantando de verdad. Por el izquierdo fue la misma historia de valor y temple, en un total desengaño del toro que terminó entregándose al mando y al arte de Jerónimo. Más derechazos de gran exposición y concierto natural. Mató de estocada tendida para obtener las orejas y gracias a su dominio haciendo ver bien al toro, se le dio arrastre lento. Dio vuelta con los ganaderos.

A su primer burel, el malagueño Jiménez Fortes lo ha veroniqueado de forma sensacional para después quitar vistosa y ajustadamente por chicuelinas. Con la franela inició con pases de trinchera y la firma para darse después a largar tela derechista aguantando y llevando al burel metido en el engaño en un par de tandas. Con la mano zurda había que poderle y le pudo a base de acortar distancias y así sacar uno a uno muletazos de mérito. Más derechazos bien pulsados y serios, haciendo lujo de recursos. Hizo el toreo en redondo y logró más lances a cuenta gotas de gran valor, metido entre los pitones. Acabó de pinchazo y estocada contraria y tendida para hacerse aplaudir en una vuelta al ruedo.  Y en el toro que cerró el festejo, el andaluz Jiménez Fortes lanceó bien a pies juntos. En el tercio de varas, luego de un tumbo, Omar Morales logró un estupendo puyazo. Con la muleta, Fortes, tras brindarle a su alternante y representante en México, Antonio Urrutia, ejecutó un trasteo valiente a un toro que desarrolló sentido y hasta se ponía por delante. Se puso pesado con la espada hasta que le tocaron los tres avisos para que se le fuera vivo a los corrales, escuchando pitos.

Al final, Jerónimo fue paseado en hombros.

FICHA

LUGAR: Zacatecas, Zacatecas

EVENTO: Segunda corrida de las empresas Santa Julia y De Cantera y plata.

PLAZA: Monumental. ENTRADA: Buena, en tarde nublada y algo de lluvia.

GANADO: Se lidiaron toros de la dehesa tlaxcalteca de Piedras Negras, bien presentados, bravos, sobresaliendo el quinto que mereció arrastre lento gracias al oficio de su lidiador y el segundo, los demás presentaron complicaciones.

CARTEL: Antonio Urrutia, quien reapareció vestido de luces tras doce años, al tercio y división de opiniones. Jerónimo: una oreja y dos orejas, con salida en hombros. El malagueño Saúl Jiménez Fortes: vuelta y tres avisos (toro vivo).

Share