El Payo malogra con la espada un faenón en Guadalajara

El Payo malogra con la espada un faenón en Guadalajara

Se dio la segunda corrida de la Temporada 2019, con motivo de los 52 años del coso Monumental “Nuevo Progreso” y el CDLXXVII aniversario de la ciudad de Guadalajara, donde los diestros estuvieron muy por encima del ganado, sólo el espada queretano Octavio García “El Payo” estuvo más cerca de “tocar pelo” en su segundo, pero malogró todo con la espada. Por su parte, el español Antonio Ferrera resultó lastimado del pie derecho y Diego Silveti, al igual que el europeo, estuvieron esforzados.

Ante media entrada, se lidiaron seis toros de La Estancia, bien presentados y sobresaliendo el astado corrido en quinto lugar, de nombre “Marcelo”, que mereció el arrastre lento.

El diestro balear Antonio Ferrera, con el toro que abrió plaza, se dejó ver empeñoso y artista en el saludo capotero. Buena vara del picador Héctor Delgado y con la muleta, el ibérico poco a poco fue metiendo al astado en el engaño, aunque el burel tuvo poco recorrido. Sin embargo, la labor ha destacado por sus detalles toreros y de buen trazo. Acabó de estocada desprendida y descabello para escuchar aplausos.

En su segundo, descastado, Ferrera lanceó con soltura. Su labor con la sarga fue de sobrada inteligencia para estructurar la faena, lidiándolo de inicio del tercio a los medios y después lograr algunos pases lucidos y con el sello de la casa. Hizo el toreo sin el ayudado por ambos lados. El trasteo vino a menos, mató al segundo viaje y se le aplaudió el esfuerzo.

En el primer ejemplar de su lote, el espada queretano Octavio García “El Payo” bregó con voluntad. El de La Estancia se escupía de la suerte de varas y con la muleta realizó una faena de mucha paciencia para hacerse del toro y terminar toreándolo sobre todo por el pitón derecho, con buena clase y arte, intercalando adornos. Terminó de estocada algo trasera y atravesada, además de descabellar para tener silencio.

A su segundo, llamado “Marcelo”, bravo, encastado y con calidad, “El Payo” le jugó bien los brazos en templados lances a la verónica, con mucha clase. El toro fue bien picado por Omar Morales. Con la franela fue a más la faena, haciendo Octavio el toreo bueno, con talento, temple y dimensión por ambos perfiles. La gente le jaleó con emoción. Hubo alguna improcedente petición de indulto. El torero se tiró a matar y dejó una estocada tendida, vino otra estocada y el descabello para ser ovacionado y al astado dársele arrastre lento.

El matador guanajuatense Diego Silveti en el primer burel que le tocó en suerte veroniqueó con oficio y mejor logró un quite por mandiles. Con la muleta aprovechó el buen lado derecho del toro. No tuvo la misma suerte por naturales, teniendo tan solo algunos detalles, pero sin lograr romper la faena. No atinó al matar y fue silenciado.

Y en el astado que cerró el festejo, manso con peligro, Diego se fajó desde con el capote y ya en su quehacer con la pañosa mostró firmeza y más que disposición para lograr pasajes de mucho mérito, pero sin lograr rematar la faena. Mató bien y se le aplaudió en el buen gesto.

FICHA TÉCNICA

LUGAR: Guadalajara, Jalisco.

EVENTO: Segunda corrida de la Temporada 2019 y con motivo de los aniversarios de la plaza de toros y la fundación de la ciudad.

PLAZA: Monumental “Nuevo Progreso”. Entrada: Media.

TOROS: De La Estancia, bien presentados y sobresaliendo el astado corrido en quinto lugar que mereció el arrastre lento.

CARTEL: El balear Antonio Ferrera: Palmas y palmas. Octavio García “El Payo”: Silencio y ovación. Diego Silveti: Silencio y palmas.

INCIDENCIAS: Antonio Ferrera resultó lastimado del pie derecho al ser pisado por su segundo astado, al final de festejo el torero español fue atendido en la enfermería resultando con un serio golpe por lo que fue necesario trasladarlo al hospital Country 2000 para hacele los estudios y radiografías correspondientes.

Foto: Emilio Méndez

Share