El CART en el campo bravo

El CART en el campo bravo

Visitó el Cortijo “Helena” del matador Joselito Adame, además de las dehesas de La Punta, Corlomé, Arellano Hermanos, San Fermín y Castorena 

ADIEL ARMANDO BOLIO  / FOTOS: CORTESÍA CART


La administración del Centro de Alto Rendimiento Taurino (CART) de Zapopan, Jalisco, informa que durante el fin de semana pasado los chavales, maestros y directivos del aula visitaron el Cortijo “Helena” del diestro Joselito Adame, así como las afamadas ganaderías La Punta, Corlomé, Arellano Hermanos, Chichimeco y Castorena. 

En efecto, ha sido una intensa jornada de preparación la que llevó a cabo el CART al recorrer varias ganaderías de los estados de Aguascalientes y Jalisco, donde los novilleros estuvieron a la altura en cada una de sus presentaciones. 

Así pues, la primera parada fue en el Cortijo “Helena” del espada aguascalentense Joselito Adame, quién en compañía del gobernador del estado de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, dieron una gran bienvenida al equipo del CART a suelo acalitense. 

Luego, se visitó la ganadería de La Punta, una de las más emblemáticas del país, donde fueron recibidos por los señores Pedro y José Ignacio Vaca en una mañana fresca y agradable para tentar varias vacas de buena nota. 

Más tarde, a medio día, el CART se presentó en la dehesa de Corlomé, de don Sergio Lomelí, cuya historia tiene más de 83 años. En esta casa ganadera se pudieron tentar varias vacas y novillos de buen juego. 

Por la tarde se tomó rumbo a la ganadería de Arellano Hermanos, quienes abrieron las puertas de su casa para recibir a los novilleros del CART con una bonita tertulia, para después dar paso a una gran tienta de vacas y novillos, así como de otras ganaderías de la zona que se quisieron sumar al proyecto como son Claudio Huerta, Campo Real y Montserrat, ejemplares fuertes que fueron de gran ayuda para los jóvenes del aula zapopana. 

También se visitó la ganadería de San Fermín, del matador Fermín Espinosa “Armillita”, quien en compañía de su familia invitó a un recorrido por el museo en homenaje a la dinastía “Armillita” para después dar paso una tienta con cuatro novillos de la ganadería de D’ Guadiana, donde la preparación siguió a tope. 

Esta extensa jornada de preparación se cerró en la casa ganadera aquicalidense de Castorena, ganadería la cual donó al CART varias vacas y novillos, por lo que de esta manera los jóvenes novilleros remataron su visita a la tierra más taurina de nuestro país, como lo es Aguascalientes. 

Y el domingo por la tarde todo el equipo del CART estuvo presente en el Cortijo “San Rafael” de la capital aguascalentense, donde se presentó José Miguel Arellano, novillero integrante del Centro de Alto Rendimiento Taurino, quien brindó la lidia de su novillo a sus compañeros del citado centro, los cuales al final lo sacaron en hombros emotivamente ya que se erigió como máximo triunfador del festejo al cortar dos orejas. 

Share