Carlos Moreno, Torero de sentimiento

Carlos Moreno, Torero de sentimiento

Por: Diego Velasco

Entrevista a Carlos Moreno, alumno de la Escuela Taurina Queretana

1.- Eres profesionista y torero, ¿Cómo logras sacar adelante todas tus actividades sin descuidar una u otra?

Es algo complicado pero no imposible, primero hay que ser torero antes que profesionista, por lo tanto aunque esté en el trabajo, uno tiene que vivir en torero. A veces es complicado llevar dos vidas paralelas y más cuando en una te juegas la vida pero sin duda es una gran pasión la que tengo que el toro acapara mis sentimientos y mi atención.

2.- Me he dado cuenta que tienes el apoyo de tu familia para poder torear, ¿Consideras que el apoyo de la familia es importante emocionalmente para el torero? ¿Por qué? 

Mi familia siempre ha sido taurina durante varias generaciones y desde que tengo uso de razón los toros me han dado grandes alegrías y momentos en familia y es ahí donde nace mi afición por la fiesta brava.

Mi padre ha sido mi gran pilar por haberme inculcado el amor a la tauromaquia y mi madre me ha enseñado a ser perseverante. Sin duda alguna siempre he tenido el apoyo de mi familia por ambas partes y es muy padre que aunque algunos familiares no sepan o sean fans de la tauromaquia vayan a ver un festival y apoyarte por el hecho de verte torear.

3.- Eres el Torero de San Miguel de Allende en Querétaro. ¿Crees que eso afecta en tu estilo de toreo y tu personalidad?

No afecta en lo más mínimo pero si hace que tengas una mayor presión y exigencia con uno mismo, porque los sacrificios son el doble empezando desde levantarse más temprano y tener que viajar en camión de San Miguel a Querétaro con tus avíos. Es ahí donde empieza la disciplina y más cuando toreas y haces que la gente pague un boleto y viaje para ir a verte, eso es lo que me provoca el dar más cada tarde y con mi estilo de romper y torear como uno siente para transmitir esas emociones.

4.- ¿Cómo es el estilo de tu toreo? Si pudieras definirlo en palabras, ¿Que deseas expresar con tu manera de torear?

No me considero artístico pero mi estilo de torero es más de emoción y torear como se siente.

Lo que deseo expresar y transmitir es la emoción que se vive en cada muletazo profundo con sentimiento y pasión. Trato de ser lo más transparente y transmitir lo que siento frente al toro a la gente. Ya que lo que tu ves y sientes al momento de torear es algo único e irrepetible y eso genera la emoción con la gente.

5.- Hasta el día de hoy ya tienes cierta trayectoria en la escuela taurina. En este tiempo ¿Cuál consideras como tu mayor logro como torero?

He tenido muchas tardes buenas y también malas, pero una de las más especiales fue la del festival del 15 aniversario de la ETQ. Fue una tarde de mucha adrenalina por las diferentes condiciones del clima, el ruedo y los sentimientos encontrados que tenía en ese momento por la gran responsabilidad y reto. Pero que al final lo bonito de esta profesión es que la realidad supera tus sueños. Y pude cortar una oreja que me dejó con un grato sabor por todo lo que viví en la faena.

6.- Además de torear fuiste estudiante y tienes un trabajo. ¿Consideras que el toreo te ha ayudado como formación personal para enfrentar retos fuera del ruedo? Dame un ejemplo de alguno.

Claro, un día el Matador Francisco Parra me dijo “Que el toreo es la escuela de la vida”, por todos los sacrificios y aprendizajes que te deja esta hermosa pero difícil profesión del toreo. Me ha ayudado a superar mis miedos, ser perseverante, el no claudicar a pesar de las diferentes adversidades que se puedan presentar en los caminos y eso es un gran factor para poder tener éxito en mi vida profesional, y ha sido gracias a todos los valores y enseñanzas que me ha dado tanto el toreo y la Escuela Taurina Queretana. A la cuál siempre estaré agradecido por todo lo que ha forjado en mi vida.

7.- Por último, ¿Cuál es tu siguiente meta como torero? ¿Qué deseas alcanzar y cuál sería tu mayor logro como torero?

Mi meta siempre será el soñar despierto con el toreo en una faena donde tenga profundidad y pueda sentir y torear como uno anhela o entrenar la faena de sus sueños.

Ahora que ya vamos de salida con la pandemia espero poder torear más y prepararme para cada tarde que se tenga y dar lo mejor de uno como si fuera la última vez.

No se que me depare el destino pero lo que si sé, es que disfrutaré cada momento que pueda vivir y sentir el toreo. Y me considero un privilegiado de poder ser alguien diferente, porque soy otro cuando estoy en el ruedo frente al rey de la fiesta brava, el toro de lidia.

Share